Trabajos

Sencillo, Personal, Justo

Banco Santander

Tras la llegada de Ana Botín a la presidencia de Banco Santander, la marca financiera apostó por una evolución a fin de responder a los nuevos retos y cumplir con su promesa de contribuir al progreso de personas y empresas. Un cambio que la compañía, con más de 160 años de historia, inició desde dentro y que incluyó el lanzamiento de una identidad de marca más digital, accesible, amable y sencilla para todas sus audiencias.

Un exhaustivo estudio reveló los retos locales y globales que afrontaban la marca y el negocio. A través del análisis de la situación de la marca, se averiguó hasta qué punto esta podía evolucionar junto a la experiencia de los clientes de Banco Santander.

En este cambio en su forma de ser y de actuar, se incluyó una renovación de la identidad de marca. El símbolo de la llama aumentó su presencia al incorporar cambios gráficos, como la reducción de su base y la depuración de sus formas. La nueva tipografía del logotipo invita a una modernización que inspira apertura y cercanía, y que busca la simplicidad y capacidad de adaptación a cualquier soporte, entorno o canal.

Además del color rojo, que adquirió más brillo en el nuevo Banco Santander, se añadió el blanco como color principal para que la experiencia de usuario ganara en luz y en sencillez. Por su parte, se amplió y enriqueció la paleta de colores secundarios.

Con el fin de comunicar de manera consistente y relevante tanto a nivel global como local, se desarrolló un completo universo visual que incorporaba un nuevo recurso gráfico, consistente en formas que crecen de forma escalonada para configurar espacios flexibles y que permiten una comunicación rica e inconfundible.

Nuevos iconos e ilustraciones surgieron a partir de las líneas y las curvas del logotipo, pudiéndose adaptar a cada uno de los países donde opera Banco Santander. Por su parte, el estilo fotográfico y audiovisual se nutrió de individuos que miran al futuro con optimismo y de grupos de personas que trabajan juntas, una expresión de la cultura corporativa de la entidad, comprometida con un comportamiento Sencillo, Personal y Justo.

¿Quieres saber más?
Hablamos