La verdadera dimensión de las marcas españolas

Nancy Villanueva

La media de edad de las marcas presentes en este estudio de Mejores Marcas Españolas es de casi 64 años. De todas ellas, Banco Santander ostenta el título de ser la más veterana, con 160 años de historia cumplidos en 2017; solo tres no han llegado a cumplir una década de vida: Bankia, CaixaBank y Gas Natural Fenosa. Ninguna de ellas podría calificarse como una marca totalmente nueva, pues todas son fruto de restructuraciones, fusiones o adquisiciones de compañías que existían previamente.

Podría parecer, una vez más, que Spain is different, ya que las últimas ediciones de nuestro informe Best Global Brands muestran una tendencia según la cual las marcas más jóvenes (Google, Amazon o Facebook tienen menos de 20 años) tienden a ocupar los primeros puestos como las marcas más valiosas del mundo.

Mucho se ha hablado de la ventaja de ser una marca nacida al albor de la gran revolución tecnológica que vivimos frente a una empresa tradicional. Las convergencias y asociaciones de distinta clase que vemos ocurrir por todo el planeta entre ambos “tipos” reafirman la necesidad que tienen unos de los otros. En España, tenemos la suerte de contar con un nutrido tejido empresarial muy afianzado en la estructura económica nacional, que ha construido sus marcas durante muchos años y, por lo tanto, goza de unas conexiones emocionales con la sociedad que les aportan ventajas sustanciales frente a competidores.

Pero no caigamos en un error: también se ha creado un nuevo ecosistema de marcas jóvenes, frescas y rupturistas que, sin duda, tienen un papel imprescindible que jugar en la definición del futuro a medio y largo plazo, y a las que, por primera vez, hemos abierto un espacio en este informe.

Que el mundo está cambiando no se puede negar, ni esconder; es un hecho y, como inexorablemente dicta la evolución, sólo aquellos que se adapten crecerán y liderarán. El vértigo que produce este tipo de axiomas no debe, sin embargo, nublar nuestra vista, pues es un hecho que muchas de nuestras marcas lo han asumido sin miedo y sin complejos. Los casos de éxito lo demuestran:

  • Banco Santander volvió a alzarse, un año más, como la marca financiera líder en la eurozona, según Best Global Brands 2017.
  • El Corte Inglés es líder entre los grandes almacenes europeos, superando a nombres como Marks & Spencer o John Lewis. A escala mundial, solo tiene por delante a los gigantes norteamericanos.
  • BBVA ha desarrollado la mejor aplicación de banca móvil del mundo, por encima de otras entidades de su categoría procedentes de países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia o China, entre otros.
  • Zara es la responsable del éxito a nivel mundial de lo que se ha llamado “democratización de la moda”, instaurando y asentando un nuevo modelo en su sector.
  • Iberdrola, adelantándose a sus competidores, hizo bandera de las energías limpias en su internacionalización, hasta llegar a ser una de las más importantes utilities del mundo y la primera productora de renovables en Europa.

Necesitaría alguna página más para nombrar todos los ejemplos de los que podemos sentirnos orgullosos. Y es que, con esta edición de Mejores Marcas Españolas, desde Interbrand Madrid queremos reivindicar el enorme y valioso trabajo que vienen desarrollando estas marcas a escala global, abriendo camino hacia el futuro al mismo tiempo que mantienen la autenticidad y la esencia en su país de origen.

Estos casos adquieren más mérito todavía si tenemos en cuenta el contexto de crisis que se ha vivido en España y que estas grandes marcas han sabido superar, saliendo más reforzadas si cabe, gracias a los procesos de internacionalización que han desarrollado, a estrategias de negocio claras y a la apuesta por la innovación tecnológica, ya inserta en su ADN.

En definitiva, examinemos con perspectiva la verdadera dimensión de las marcas españolas, démonos cuenta de lo que estamos haciendo bien a los ojos de Europa y del mundo, y demostremos que la solidez de una marca que escucha a sus audiencias y que trabaja por satisfacer sus necesidades, cada vez más individualizadas, es el camino más consistente que tienen las compañías para estar y crecer en el sistema globalizado en el que vivimos.

Enhorabuena a todas las marcas presentes en este ranking y a todas las personas que las construyen desde su interior, día a día.