Apuntando al futuro

Dentro del nutrido y sólido ecosistema de marcas españolas que pueblan los distintos sectores productivos, hemos asistido al surgimiento de algunos nuevos players que, con una propuesta de valor diferencial y una clara apuesta por redefinir la experiencia de cliente, están marcando el paso de la innovación y la relación con las audiencias en distintos sectores.

Se trata de marcas cuyo potencial y desarrollo están afectando y afectarán a la forma de definir sectores productivos concretos, y es por ello necesario conocer la situación en que se encuentran y las posibilidades que se les plantean de cara al futuro.

Room Mate. Evolucionar para ser únicos.

La marca de alojamientos se ha convertido en una referencia a escala nacional, con enclaves a lo largo de todo el mundo. La oferta de un portfolio único de hoteles que aúnan diseño y funcionalidad con una experiencia simplificada, y la apuesta por un modelo de generación de Customer Intimacy han sido los ejes de crecimiento de una compañía que ha superado las grandes amenazas de su sector con un alto nivel de recomendación y fidelidad entre sus clientes. Su próximo reto: evolucionar su Customer Journey con la introducción de medidas de geolocalización que mejoren la experiencia de cliente.

El Ganso. Made in Spain, para el mundo.

Con alrededor de 200 tiendas y presencia en 11 países, El Ganso hace de su estilo British-preppy con esencia española un reclamo internacional, convirtiéndose en una referencia fundamental para entender la moda masculina en nuestro país y compitiendo con marcas de gran recorrido y tradición.

La entrada de accionariado del grupo LVMH traerá consigo el desafío de replantear parte de su cadena de valor; la marca deberá seguir apostando por su autenticidad pese a los cambios en su modelo productivo (fabricando fuera de España y con materiales “no UE”) y en su portfolio (ampliando su oferta a colecciones más casual).

Cabify. Dibujando la nueva movilidad.

Su gran contribución al cambio en la movilidad urbana se ha materializado en el aumento exponencial de una base de clientes que ha sabido apreciar la oferta de la marca frente a otras como Uber o frente a modelos de negocio tradicionales como el taxi.

La expansión nacional e internacional obligará a la marca a seguir trabajando para ofrecer una experiencia de usuario consistente y satisfactoria, que ofrezca una mejor alternativa para moverse por el entorno urbano. Cabify deberá seguir creciendo en paralelo a la evolución de una nueva movilidad que hace mucho que no entiende de fronteras.

Glovo. Batalla por la última milla.

Más de 250.000 usuarios disfrutan ya de los servicios de compra, recogida y envío de productos que ofrece la marca, con un modelo logístico de “última milla” que cuenta, a día de hoy, con más de 3.000 partners asociados y ha atraído a grandes inversores internacionales.

Un servicio que se ha extendido a más de 7 ciudades a lo largo de la geografía española y europea, y que ahora apunta a Latinoamérica, donde, una vez más, su mayor potencial residirá en su capacidad de anticipación y reinvención para distribuir bienes de forma más eficiente en plena “era Amazon”.

Hawkers. Reinventar la tendencia.

La marca es, actualmente, el tercer productor mundial de gafas, con un portfolio que incluye otras submarcas y apuesta por expandirse al mercado de la relojería.

Su incansable trabajo en medios digitales y su apuesta por contar con algunos de los deportistas y actores más famosos del mundo como embajadores de marca han convertido a Hawkers en tendencia. La apertura de su primera tienda física dibuja el camino de la evolución futura de la marca: extender la experiencia de cliente al mundo físico sin perder el dinamismo que le ha caracterizado hasta la fecha.